Mayos a la Virgen de la Piedad 2020

 Estamos a treinta

del abril cumplido,

mañana entra mayo

hermoso y florido.

Virgen Madre nuestra

a tus pies venimos

en esta pandemia

a pedirte auxilio. 

Quintanar te tiene

por Madre y Señora,

no le desampares,

sé su protectora.

Piedad se te llama,

jardín de hermosura,

auxilio constante,

Madre de ternura. 


En este mes de mayo, dedicado a la Virgen María, damos la bienvenida a mayo; te damos la bienvenida, Madre. Con tus ojos misericordiosos contempla todas nuestras situaciones y realidades, te suplicamos que vengas hasta nosotros en esta situación difícil. Cuanto nos hubiera gustado acudir a tu ermita para cantarte y alabarte. Este año tenemos que estar en casa. Queremos que seas tú quien nos visite: abiertas quedan las puertas de nuestro corazón, Madre. Ven y toma posesión de ellos. Ponemos en tus brazos de ternura a nuestros difuntos, que puedan alcanzar las moradas celestiales. Líbranos del pecado, del miedo y de la angustia que a veces nos oprimen, aparta de nosotros esta pandemia. Devuélvenos la ilusión de vivir la vida en entrega a los demás, con generosidad y misericordia. Te esperamos, Madre, ven hasta nosotros, no dejes de mirarnos.