Ante la crisis sanitaria, podrá realizarse nuevamente la celebración del sacramento de la eucaristía teniendo en cuenta las disposiciones pertinentes de seguridad en cuanto al aforo y la higiene. 

LAS MISAS EN LAS RESIDENCIAS AÚN NO SE PUEDEN CELEBRAR